• Más ventajas del blanqueamiento dental en casa

 

  • No hay problema con las manchas. Si tienes alguna mota de color producida por agentes como el té o el café, los productos para usar de forma doméstica os van a ayudar a quitarlos. Normalmente las manchas que tienen un tono tirando a amarillento son más fáciles de quitar, mientras que cuanto más oscuras sean, más difíciles (pero no imposible) van a ser. Simplemente se trata de una cuestión de paciencia y de constancia. Recordemos que las manchas más comunes aparecen con el café, el tabaco, el vino rojo, el té, los colutorios dentales con clorhexidina o algunos alimentos que llevan alto contenido en colorantes.

 

  • Resultado profesional sin arruinarte: optar por blanquearte los dientes en casa nos puede ayudar a obtener un resultado de carácter profesional por mucho menos de lo que te costaría en una consulta médica o estética. Es fácil de usar y muy seguro, no tendrás problemas y verás como poco a poco vas viendo los resultados.

 

  • Los productos para blanquear en casa son más seguros porque el bajo contenido en peróxido no daña el esmalte natural del diente. En algunos sistemas más agresivos perdemos el control de lo que nos hacen.